Reconozco que estoy enganchado Prison Break. Esa serie del género carcelero (como «La gran evasión») que no te deja coger aire en toda la emisión. La veo en Fox y hoy me he enterado que su primera temporada tiene 22 capítulos, así que me quedan 8 (cuatro lunes) de tensión. La segunda temporada ya se ha estrenado en Estado Unidos y no sé qué pensar: ¿Seguirán todos en la cárcel? ¿Se fugarán? Como dice mi hermano ¿se liará Michel Scofield con la guapa doctora? Vivo en vilo.

Y hablando de doctores, hoy nos reencontramos con House en Cuatro. Puro placer televisivo. ¿Y el Madrid qué? Pues contra el «Este agua no beberé», pero yo con House y sus cuates.

Anuncio publicitario